viernes, 22 de febrero de 2013

Una pasión de dos

video
Escribir sobre aviones siempre es un tema apasionante y más cuando la emoción se comparte entre dos.
Confieso que no era  un tema que estaba en mis prioridades, pero es una más de las tantas cosas que he aprendido a apreciar al lado de alguien tan especial como mi coco.
Aquí les va algo de lo que nos gusta hacer...

Aumentan sus años de vida junto a sus deseos de trabajar

  Por : Dorellis Estiú Cantillo

Aunque la edad pueda disminuir la rapidez de sus pasos, su espíritu de trabajo sigue intacto, cierto es que Ramón Santana Gil con sus 76 años, no pierde su apego por la tierra y por los beneficios que esta le brinda.

Este campesino, desde hace ya casi cuatro décadas, se ha dedicado a la siembra de la piña, y actualmente, cuenta con alrededor de 40 mil plantas, que le aportan en tiempo de cosecha 200 quintales. Aunque este es el producto que mayores ganancias le tributa, tiene siembras de cultivos varios y plantas exóticas.

Por ejemplo, yuca, boniato, frijoles, calabaza, quimbombó, y entre las exóticas encontramos, la mora, peras, fresas y la carambola.

Todo lo que obtiene de sus tres hectáreas de tierra, es comercializado por la CCS “Antonio Maceo” y va hacia los mercados agropecuarios. A Ramón Santana, la tierra se lo ha dado todo. No  le teme al trabajo, es como si la naturaleza le transportara su fuerza y le diera la vitalidad necesaria para continuar hacia adelante.

Este hombre, nacido y criado en el surco, es una de los ejemplos de perseverancia, dedicación y amor por la tierra.

lunes, 18 de febrero de 2013

Soya, bendita soya: un frijol convertido en alimentos

Por: Israel Hernández Planas y Dorellis Estiú Cantillo

¿Cuántas veces mordí la jugosa hamburguesa de cualquier establecimiento santiaguero? Qué dicha cuando mi abuela preparaba mi vaso mañanero de yogurt!!  Qué sorpresa cuando supe que estos alimentos y muchos más contenían en sí un porciento de soya,  y que la soya era nada más y nada menos que un frijol!!

Hay algo más que no sabía. Los derivados de soya utilizados en estos y otros tantos productos se obtienen en Santiago de Cuba. Ubicada en la zona industrial la Empresa Procesadora de Soya (PDS) es una de las industrias más sólidas del territorio. Pero el huracán Sandy no creyó en prestigiosas industrias y arremetió con fuerza  contra la procesadora de soya y otras fábricas. 

En PDS el elevador y otras estructuras de hierro quedaron hechas un amasijo pero nunca su colectivo laboral pensó en catalogarlas de inservibles. Con dedicación extrema rescataron el colosal elevador, las bandas transportadoras de granos y los silos, vitales para procesar toda la soya que llegue hasta esta planta, única de su tipo en  Cuba.

Según Aldo Gómez Ahuar, Director General de la empresa, tan sólo tomó un mes para poner la industria en
pleno funcionamiento. "Fueron jornadas de intenso trabajo de recuperación  pero no se descuidó el objeto
principal de la industria que es procesar frijol de soya", explica Gómez Ahuar.

Una vez repotenciadas las herramientas  y repuestas las cubiertas necesarias para los locales, la procesadora de soya retomó su ritmo de producción para obtener cinco derivados importantes para la industria alimentaria.

Inaugurada por el Comandante en jefe Fidel castro en el 2001 esta moderna planta tiene el reto de sustituir importaciones de productos como las harinas para el consumo animal, los texturizados de soya que se utilizan como extensores de las carnes, los aceites, la lecitina para los lácteos y otros ingredientes destinados a la industria confitera, renglones que exceden los 400 dólares la tonelada en el mercado internacional.

Por eso cuando vuelva a morder una hamburguesa, tomar un vaso de yogurt o ver los puercos comiendo su pienso tendré la certeza que la buena nutrición estará presente gracias al empeño de los hombres  y mujeres de la planta de soya en Santiago, ellos que convierten un  frijol en otros tantos alimentos.






jueves, 14 de febrero de 2013

Vigilando los aires de oriente

Por: Dorellis Estiú Cantillo e Israel Hernández Planas

Cada 15 de febrero se celebra en nuestro país el día del trabajador de la aeronautica civil. Una importante tarea dentro de esta rama la constituye el tráfico de control aéreo, departamento que en el aeropuerto Antonio Maceo contribuye a que la aeronave llegue de forma segura a su destino a la hora del aterrizaje y el despegue.

Aviones van y vienen. Es un permanente flujo en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo, de Santiago de Cuba. Por eso cada jornada en su terminal no difiere en la rutina, aún cuando celebren el día del trabajador de la aeronáutica civil. Aquí el colectivo laboral no repara en festividades cuando hay vuelos que atender.

Más de 70 vuelos semanales hacen del internacional Antonio Maceo uno de los aeropuertos de mayor flujo en el oriente cubano. De ahí que cada aproximación o despegue para el personal de tráfico aéreo sea algo muy comprometido. Así lo afirma Guillermo Sagaró Mendoza, quien ha pasado casi medio siglo pendiente de los aviones que sobrevuelan el espacio aereo oriental.

"Es algo  que realmente  requiere mucha concentración. A pesar que los aviones tienen instrumentos que les alertan de cualquier peligro o irregularidad, como la proximidad a otros aviones, es el controlador aéreo quien debe preveer cuando hay situaciones de riesgo y encausar a la aeronave por un espacio  que no tenga otro tráfico aéreo. No tienes derecho a equivocarte", dice Sagaró  mientras su compañera Martica continúa escudriñando los radares.

El pasado 2012 el Antonio Maceo operó mas de 2500 vuelos nacionales e internacionales, aviones que transportaron casi 260 mil personas y 1092 toneladas de carga, este último renglón se vio multiplicado tras el paso del huracán Sandy cuando varios aviones llegaron a la provincia  con ayuda humanitaria.

Con varias aeronaves aterrizando y despegando en un aeropuerto tan complejo como el de Santiago el tráfico aéreo es todo un reto.

Según Antonio Pi Hung, Jefe de Grupo de Control de Tráfico aéreo de la región suroriental la capacitación del personal es casi tan rigurosa como la de pilotos, sobrecargos, etc. "La tecnología es algo muy cambiante en materia de control de tráfico aéreo. Por eso no podemos descuidar las actualizaciones en este sentido. De ahí que el personal de torre y de aproximación siempre estén vinculados a programas de superación", asegura Pi.

El aeropuerto Antonio Maceo es catalogado por muchos pilotos como un portaviones dada su ubicación en un elevado cerro adyacente al mar. Por ello,  tanto pilotos como los especialistas que les guían a pista de forma segura,  ponen su máximo empeño antes de tocar tierra santiaguera y al despegar.

Este 15 de febrero algunos tendrán tiempo para el reconocimiento. Otros como Guillermo Sagaró seguirán guiando desde lo lejos la aeronave que llega o parte desde Santiago de Cuba.

jueves, 7 de febrero de 2013

Yuni y sus frijoles mágicos

Por: Dorellis Estiú Cantillo e Israel Hernández Planas

La producción de frijoles gana cada vez más espacio en el ámbito agrícola de Santiago de Cuba gracias al esfuerzo de  jóvenes productores  como  Yuni Guevara Sariol, quien a sus 32 años se erige como uno de los mejores frijoleros del país aportando unas 50 toneladas del grano para el abastecimiento local.


Guevara Sariol llegó un buen día de Pilón, provincia Granma con apenas una maleta y muchas ilusiones bajo el brazo. Corría el año 2000 y tenía sólo 20 años.

“Las tierras eran de mi abuelo. Tenía sólo una caballería pero estaba muy viejito para trabajarla. Me invitó a venir  y como el trabajo en el campo siempre ha sido mi fuerte no lo pensé dos veces. Desde entonces estoy trabajando la agricultura aquí en Dos Caminos”, narra  Yuni.

A 13 años de llegar a Santiago de Cuba  este joven pilonero  no olvida cuando tuvo que pernoctar los primeros años en un contenedor  de la finca de su abuelo,  sin más comodidad que la que ofrecía la naturaleza.  Hoy sólo el trabajo  le ha hecho un campesino de éxito siendo uno de los mejores  productores de frijoles de todo el país.

“Fueron  meses difíciles. Tuve que preparar toda la tierra para los cultivos, chapear en muchos sitios y siempre al final de la jornada terminaba cansado durmiendo en  el contenedor que ahora me sirve para guardar el alimento de los animales. Gracias a mi trabajo pude construir una excelente casa y todo lo que tengo es fruto del esfuerzo y  la generosidad de la tierra”, comenta  el joven que además es un excelente productor de cebollas.

Con un record productivo  de unas 50  toneladas de frijoles por campaña  Yuni sabe como sacar provecho a sus 3 caballerías. Su rendimiento ronda las 1,5 toneladas por hectárea corroborando lo factible de la tierra santiaguera para el cultivo de frijol.

“Aquí todas las variedades  resultan factibles para sembrar. Algunas rinden más, otras menos pero lo cierto es que se puede obtener granos de calidad en Santiago de Cuba. Lo malo es que es un cultivo que requiere de agua y en esta temporada la primavera demora en llegar por lo que hay que contar con el riego para lograr una excelente producción”,  dice Yuni quien además confiesa que el paso del huracán Sandy desbastó en gran medida sus cultivos, incluyendo 2000 plantas de café.

Una tonelada de frijoles oscila sobre los 800  dólares en el mercado internacional. Productores santiagueros como Guevara Sariol garantizan un nivel de granos de este tipo  para la comercialización local  minimizando las importaciones  de la legumbre, que últimamente ha sido un lastre para la economía nacional llegando a pagarse más de 25 millones de dólares para suplir la necesidad del producto.

Por ello se duplican los esfuerzos en Santiago de Cuba para la obtención  de frijoles, porque sembrarlos   beneficia desde la economía nacional hasta el plato  de cualquier cubano común.

Un promedio de 12 pesos tiene que pagar hoy en día el santiaguero para obtener una libra de frijoles  en los mercados agropecuarios. Aunque el precio  es catalogado como elevado  el frijol  es uno de los productos más demandados por la población cubana, acostumbrada a una mesa donde la supremacía la tienen el arroz y el potaje de  cualquier legumbre, especialmente los frijoles.

La delegación de la agricultura en el territorio se apoya de productores como Yuni Guevara para ampliar el cultivo de frijoles  en el polo agroalimentario más grande de la provincia, Laguna Blanca, donde ya están en preparación los terrenos para multiplicar las toneladas de frijoles que hoy se producen en Santiago de Cuba.

lunes, 4 de febrero de 2013

Valle de la Prehistoria, oportunidad ideal para viajar a través del tiempo.

Autor: Dorellis Estiú Cantillo
 Para el ser humano hubiera sido un poco difícil cohabitar con animales que les ganarían en peso y tamaño. Realmente hace alrededor de 65 millones de años atrás, tener una mascota llegaría a convertirse solo en una utopía para la humanidad.
 
 Sin embargo difícil no se convierte para nada en sinónimo de imposible. Hoy día si alguna persona tiene interés en sentirse cerca de lo que fue la Era Mesozoica, no tiene que conseguirse una máquina del tiempo, con solo trasladarse a unos cuantos kilómetros del centro de la ciudad santiaguera se encontrará rodeado de las más exóticas especies de dinosaurios.

Es el Valle de la Prehistoria, único de su tipo en Cuba un centro recreativo y turístico que exhibiendo monumentales figuras en tamaño real de animales pertenecientes a los más arcaicos ciclos de la historia, resulta de gran interés para grandes y chicos.
Desde su apertura en el año 1989 expone al aire libre, en una superficie de 11 hectáreas, casi 200 figuras realizadas con la técnica de ferrocemento, son dinosaurios de todos los períodos prehistóricos desde el jurásico hasta el mesolítico los que allí se encuentran; especies de tiranosaurios, mamuts, tigres diente de sable o composiciones escultóricas que reproducen la evolución del Homo Erectus o del Hombre de Cro-magnon.
El excepcional color verde del valle rodeado de montañas con las lagunas artificiales, resulta la combinación perfecta convirtiéndose en el escenario ideal para grupos de excursionistas, familiares y amigos, que escogen a este sitio como destino a sus paseos, se lleven consigo un recuerdo sin igual.
La amplia cueva que funciona como restaurante es uno de los mayores atractivos del parque, en ella además de sillas, mesas y dependientes dispuestos a brindar un excelente servicio, se observan en las paredes reproducciones de pinturas rupestres que evidentemente facilitan el hecho de sentirse habitante de ese tiempo de la historia.
La verdad es que visitar una vez el Valle de la Prehistoria en Santiago de Cuba, resulta solo un pretexto más para volver, y recomendarlo a todos los conocidos que sabemos disfrutan del buen gusto, del ingenio y la creatividad artística con la que cuenta el hombre siempre que se lo propone. Es una oportunidad más para reencontrarse con la Era primitiva.

domingo, 3 de febrero de 2013

El Cobre: Una Laguna azul que no se mostró en el cine

Autor: Dorellis Estiú Cantillo

Muchos cubanos recordarán las idílicas imágenes del filme de 1980  “La Laguna azul” protagonizado por Brooke Shields y Christopher Atkins.  Sin embargo muy pocos residentes de esta isla conocen de la existencia de un espejo de agua tan cautivador como el que nos mostró la  pantalla grande en varias ocasiones. Existe en Santiago de Cuba una laguna azul.

Es en el  poblado del Cobre,  ubicado a poco más de 25 Kilómetros del centro de la urbe santiaguera, donde  escondido entre grandes montañas,  se encuentra un lago de fuerte coloración azul que en los últimos tiempos emula  como sitio de gran interés junto al Santuario Nacional de la Virgen del Cobre y el monumento al Cimarrón.

Producto de las continuas explosiones para encontrar el mineral de Cobre, surgió un enorme  cráter donde hoy figura un  lago  con algo más de 4 millones de metros cúbicos de agua. La formación hidráulica cuenta  con un kilómetro de largo en su parte más extensa, unos 60 metros de profundidad y unos 800 metros en su parte más ancha.

Se dice que son las sales de cobre que se encuentran en las profundidades, las encargadas de colorear de esta manera el agua, y provocan que al observarla pueda ser confundida muy fácil con el azul del cielo.

Muchos aseguran que estas aguas tienen propiedades curativas. Otros alegan lo perjudicial de este pozo teniendo en cuenta que son destilaciones de un yacimiento mineral. Lo cierto es que para todo el que va hasta el Cobre con tiempo suficiente, llegar hasta donde se puede observar el lago artificial significa admirar el descubrimiento de lo inusual y lo hermoso que a veces nos es regalado por la naturaleza.

Para acceder a una majestuosa vista de la laguna azul del Cobre basta solo con subir algunas escaleras hasta el conocido Monumento al cimarrón, sitio este que sirve como mirador ideal para todo  el visitante que quiera llevar consigo un foto como recuerdo de este sitio, ya de referencia obligada cuando se hable de uno de los poblados mas representativos de Santiago de Cuba.

Entonces ya no es necesario pensar en Hollywood  y sus películas para disfrutar de una paisaje lleno de belleza y misterios. Al abrigo de las montañas del norte de Santiago está nuestra Laguna Azul.